10 abril 2012,
 0

“Córtame las uñas pero no los dedos”, bromea el escultor Manolo Paz mientras sostiene una plancha que sierra con cuidado Eloy. El joven es invidente y discapacitado. Y está enfrascado en crear una obra a partir de otra de considerable tamaño del artista de Cambados. Belén, con discapacidad intelectual severa, también se enfrentó casi sin inmutarse a la tarea de recrear a su manera el enorme Pigmalión de más de dos metros de altura de Francisco Leiro. Con el mismo esmero se puso José Manuel, con parálisis cerebral, a reinterpretar con sus propios colores e imaginación el Dulce amor del pintor Antón Lamazares.

Las insólitas sesiones forman parte de un proyecto que bajo el paraguas de la Fundación Jove pretende hermanar discapacidad y arte contemporáneo. Son en total 15 personas con discapacidad intelectual de distintos niveles y con edades comprendidas entre los 15 y los 55 años las que protagonizan junto a otros tantos artistas gallegos consagrados este programa. Trabajaron codo con codo para sacar adelante, el próximo otoño, una exposición que además de las creaciones de estos primerizos artistas incluirá fotografías y un vídeo de sus sesiones de trabajo con conocidos autores como José Freixanes, Pablo Gallo, Berta Cáccamo, Xavier Correa o los mencionados Leiro, Paz o Lamazares.

Con la colaboración de Down Coruña y las asociaciones Aspace y Aspronaga, a cada uno de los 15 discapacitados se les asignó, en función de sus cualidades, una obra de un artista gallego. En un primer tiempo, los participantes de este proyecto dedicaron los meses de enero y febrero a descubrir y explorar la creación que les tocó interpretar así como intercambiar impresiones sobre el arte contemporáneo en general.

Fue entonces cuando empezaron a crear su propia obra con ayuda del artista. No se trataba de copiar o demostrar destreza en la técnica de la pintura, la escultura o la fotografía sino de realizar una versión, única y libre, de la obra que les fue asignada. Las únicas imposiciones para los nuevos creadores eran las de seguir el formato y el tamaño exacto de la pieza original.

El objetivo del proyecto es, según la Fundación Jove, convertir el arte en “fuente de estímulo intelectual” así como de promover la relación entre personas con o sin discapacidad. “Se ha buscado también potenciar las capacidades” de los participantes, abundó la directora de la colección de arte de la fundación, Marta García-Fajardo.

La exposición resultante de este proyecto se titulará igual que una obra de Borges 15 cuentos breves y extraordinarios y recorrerá a partir del otoño las ciudades gallegas. La muestra enfrentará a las 15 obras originales, todas ellas integradas en la colección de arte de la Fundación Jove, con sus “gemelas”, así como una recopilación de los trabajos artísticos realizados por los participantes. Como complemento, se organizarán actividades educativas y coloquios.

Fuente: ccaa.elpais.com
Fuente imagen: freejpg.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>